Categorías

¿No sabes cómo vender por internet? Conoce los usos del e-commerce

usos del e-commerce

¿No sabes cómo vender por internet? Conoce los usos del e-commerce

Comprar ropa, hacer la compra de la semana, comprar entradas para un concierto, comparar móviles… Son tantas las cosas que antes comprábamos en las tiendas y que ahora tenemos en casa con hacer tan solo hacer clic,  que parece que los establecimientos físicos han dado un salto al segundo plano.  Si tienes un negocio y no sabes muy bien como moverte en el mundo online. Necesitas conocer los usos del e-commerce.

Miras a tu alrededor y las calles siguen llenas de gente. Gente que entra y sale de tiendas cargados con bolsas. Gente que mira escaparates, que compara precios y que va de un lado a otro. Aparentemente los comercios físicos siguen llenándose, siguen atrayendo a gente. Pero la realidad es que la mayoría de la gente ha cambiado el punto de toma de decisiones.

Los clientes ya no buscan los productos en la tienda, buscan en casa. Ya no comparan en los centros comerciales, comparan en casa. No salen de compras, navegan para comprar. Ya no cargan con las bolsas, las bolsas llegan a su casa. Los productos han cambiado y la forma de comprarlos también. Internet llegó hace tiempo al mundo de las compras pero ¿ha llegado tu comercio a internet?. No te conformes con una simple web. Descubre los usos del e-commerce.

¿Sabes qué es el e-commerce?

El e-commerce, o comercio electrónico es un término creado para definir aquellos negocios o transacciones comerciales que implican la transferencia de información a través de internet. Originalmente, el término se utilizaba para describir las relaciones de transacciones mediante medios electrónicos. Pero actualmente se utiliza para definir la compra y venta de productos y servicios a través de medios electrónicos, como páginas web o redes sociales.

En otras palabras, estos son algunos de los usos del e-commerce: ventas, servicio al cliente, gestión de cartera, gestión logística… Vamos, en general, la compra y venta que se lleva a cabo mediante internet.

La mayor parte del comercio electrónico se basa en la compra y venta de productos o servicios, sin embargo aún queda un porcentaje del e-commerce que consiste en la adquisición de artículos virtuales, como por ejemplo los accesos Premium a los contenidos.

Gracias al e-commerce podemos disfrutar de la ubicuidad, pues puedes estar disponible en cualquier lado y en cualquier momento gracias a internet. Los usos del e-commerce eliminan las ubicaciones temporales y geográficas. El espacio digital engloba a comercios y personas de todo el mundo.

Otra de las ventajas de este tipo de comercio es la capacidad de personalizaciónque ofrece. Permite mandar mensajes personalizados a personas y grupos. Pudiendo así adecuar los productos y servicios a la búsqueda de cada individuo.

Además toma nota, que todavía nos quedan muchas ventajas que descubrir de los usos del e-commerce. Gracias a Internet podemos acceder a millones de proveedores y clientes participando en un gran mercado interactivo. Donde los costes de distribución y venta son muy reducidos y se reduce la necesidad de intermediarios.

Con cada compra obtendrás los datos de los usuarios, lo que quiere decir que podrás mantener el contacto con ellos en todo momento. El comercio electrónico facilita las relaciones comerciales y la atención al cliente.Puedes utilizar la web para informar a tus clientes sobre cualquier aspecto del negocio a parte de por los productos y servicios. Así podrás mantener un dialogo que te ayudará a fidelizar a tu público.

Resumiendo, el e-commerce permite:

  • Eliminar las barreras geográficas
  • Obtener ventajas competitivas respecto al comercio tradicional
  • Segmentar de una forma personalizada a los clientes
  • Extender tu negocio a nuevos usuarios

Al igual que encontramos distintos usos de e-commerce, existen varios tipos dependiendo de la naturaleza de sus transacciones y de cómo generan sus ingresos. Hay tantos como te puedas imaginar, aquí te dejamos algunos de los más utilizados:

  • Bussiness to Business (B2B) – Empresas que comercian con otras empresas u organizaciones
  • Business to Consumer (B2C) – Empresas que comercian con consumidores (El tipo más habitual)
  • Business to Government (B2G) – Empresas que comercian con instituciones del gobierno
  • Consumer to Consumer (C2C) – Comercio entre particulares, personas que compran y venden a otras personas
  • Consumer to Business (C2B) – Consumidores que venden a comercios (un tipo muy popular entre los objetos de segunda mano)

¿No sabes por dónde empezar? Pues toma nota

  • Define que productos o servicios vas a vender para enfocar la estrategia a los mismos y establece tu área demográfica.
  • Busca buenos proveedores, y empresas especializadas para garantizar una transacción segura y un buen trato de la información.
  • Cuida el diseño de tu página web, que sea visual, sencilla y atractiva.
  • Planea la logística y realiza un buen seguimiento de los envíos.
  • Define tu forma de pago, un mecanismo rápido y seguro.
  • No te olvides de tus clientes y mantén una buena comunicación con ellos, ofréceles servicio antes, durante y después de la venta.
  • Promociona tu negocio digital, no basta solo con crear un e-commerce debes darlo a conocer para que tus clientes puedan encontrarlo. Aparece en los principales buscadores, utiliza tus redes sociales.

¿Suena bien verdad? Si aún no te hemos convencido para utilizar el comercio electrónico, danos una última oportunidad. Contar con un e-commerce para promocionar tus productos o servicios convertirá a tu negocio en una tienda virtual abierta los 365 días del año a cualquier hora. Además te permitirá expandirlo de una punta a otra del planeta ¿Te suena Amazon verdad?

Lánzate, da el paso y abre tu e-commerce y si tienes dudas ponte en contacto con nosotros, nos encargaremos de llevar a cabo todo el proceso y la estrategia que necesitas. ¡Hazte ver!

No Comments

Post A Comment