La importancia de una buena gestión de marca: El Branding

By 23 marzo, 2015 Marketing

La idea de cómo la gente percibe tu marca se llama branding. Aunque el logo sea el eterno ejemplo de branding, cualquier tipo de interacción entre tu cliente y la marca forma parte de tu branding. Esto señala la importancia de reconocer que un planteamiento global es fundamental para el éxito de la marca: desde el diseño del membrete, la música de espera del teléfono, hasta la forma en la que tú y tus empleados tratan al cliente.

Puesto que el branding representa todos los aspectos de tu marca, sea un negocio o un producto, es vital que las expectativas del cliente coincidan con lo que tú o tu producto pueda darles. Al determinar la filosofía de la la marca nos enfocamos en dar con un diseño que refleje a la perfección la marca para cumplir con las expectativas y que siga habiendo lugar para el crecimiento. Según se desarrollan las empresas y los productos, es aconsejable plantearse si los primeros valores de la marca siguen representando la empresa o el producto actual. Si no es así, un reajuste de la marca puede crear la base de la misma y una renovación para garantizar que las cualidades que se transmiten coincidan con los valores esenciales de la marca. Un reajuste es la mejor opción en la mayoría de casos, sobre todo si tu producto o servicio ha crecido o ha sido desarrollado, siempre y cuando no se haya alejado demasiado de la marca de los inicios.

No obstante, un cambio revolucionario implica un cambio radical de estrategia, lo que es rebranding. Por ejemplo, cuando dos negocios se fusionan, debes tener en cuenta el balance de los dos. ¿Se comparte en partes iguales? ¿O debe perder su identidad por completo el más pequeño de los dos? Son preguntas que hay que plantearse. Además, en el caso de una fusión, cuando un negocio o un producto cambian, la mejor opción es el replanteamiento de su branding. De cualquier forma, la base no cambia, ya que debes asegurarte que tus propios valores coincidan con los de la marca.

Sean tiempos fáciles o difíciles, siempre es buena idea parar para reflexionar sobre cómo te ven tus clientes y, sobre todo, cómo quieres que te vean. Aplicando el poder del branding puedes, por ejemplo, aumentar tu cuota de mercado, atraer un nuevo perfil de cliente o asegurarte de cumplir con las expectativas de tu clientele fiel. El buen uso del branding puede garantizar que tus puntos fuertes de ventaja sean visibles a tus clientes y muchas cosas más. Como el estratega de branding en IceCream, tengo el fin de crear marcas que capturen todo lo que significa tu marca.

icecream

Author icecream

More posts by icecream

Leave a Reply