Categorías

¿En qué consiste el SEO?

¿En qué consiste el SEO?

El SEO, en un momento en el que prácticamente todos los negocios son conscientes de la importancia de contar con una web corporativa, es la pieza fundamental de toda estrategia de marketing digital.

Siempre resulta una de las cuestiones que más nos interesan y que mayor importancia damos. No es para menos: gracias al SEO podemos lograr que nuestra web, aquella plataforma con información, productos y servicios cuidadosamente seleccionados, aparezca en las primeras posiciones cuando alguien realiza una búsqueda.

 

¿Cómo funciona el SEO?

Los buscadores – Google, Yahoo, Bing… – analizan el contenido de las webs y las ordenan de acuerdo a múltiples factores pero, en esencia, lo más determinante en los últimos tiempos es ofrecer en mejores posiciones aquellas de mejor calidad.

Esto se da en dos procesos que llamamos rastreo e indexación. El rastreo es la labor que realizan los pequeños bots o arañas de los buscadores, que registran los enlaces y los contenidos de cada web. La indexación es el trabajo de estas mismas arañas, que clasifican y ordenan estos sitios web en un índice según determinados factores.

En la actualidad, lo que prima es, en palabras de Matt Cutts – antiguo director del departamento contra el spam en Google – es poner al usuario en el mismo centro. Por tanto, aquellas webs que se construyen y se actualicen pensando en el visitante o usuario, tienen más papeletas para estar en primeras posiciones que aquellas que no.

 

¿Qué factores generales potencian el buen SEO de una web?

Como hemos dicho, las web tienen que estar bien construidas pensando en los visitantes, deben ser relevantes y de buena calidad. Esto se consigue, en términos generales, teniendo en cuenta las siguientes cuestiones:

  • La autoridad, es decir, su popularidad. Esto es resultado de que los usuarios compartan el contenido y de que existan muchas webs que hagan referencia al sitio en cuestión por medio de links.
  • La relevancia, es decir, su grado de utilidad para los usuarios del buscador. Esto se consigue aportando en nuestro sitio contenido coherente, de calidad y estrechamente relacionado con el tema o concepto buscado.

 

¿Cómo llevar a cabo un buen SEO para que nuestra web aparezca en primeras posiciones? 

Trabajar el SEO es una carrera de fondo: todo lo que hagamos suma pero los resultados se ven a largo plazo, por lo que hay que ser constantes y tener en cuenta todos los detalles que harán que nuestra web gane relevancia y popularidad para los usuarios y, por ende, para los buscadores.

– El SEO on-site trabaja todo lo que puede potenciar la relevancia de la web dentro del propio sitio en cuanto a arquitectura y contenido. Por ello, algunas acciones que podemos llevar a cabo en relación a esto son:

  • Optimizar las keywords y cuidar el contenido de nuestra web, de nuestros productos en caso de que tengamos un e-commcerce y de nuestros posts en caso de que contemos con un blog.
  • Reducir al máximo el tiempo de carga de nuestra web, indispensable para que nuestro visitante no pierda la paciencia y acceda rápido a nuestros contenidos.
  • Diseñar la web teniendo en cuenta la experiencia de usuario: que cada acción que este deba realizar o cada contenido que visualice sea sencillo de utilizar y atractivo.
  • Desarrollar nuestro sitio de manera que el código que conforme la arquitectura de la web sea lo menos enmarañado posible.
  • Optimizar también sus URLs para que sean limpias y simples.

– El SEO off-site tiene que ver con todas aquellas acciones que pueden mejorar la autoridad de nuestro sitio de forma externa. Esta popularidad se puede conseguir de varias formas:

  • Recurrir a enlaces externos que redirijan a nuestra web. Estos deben ser lo más numerosos posible, pero sin renunciar a la calidad y autenticidad.
  • Cuidar, trabajar y potenciar nuestra presencia en redes sociales.
  • Aparecer en medios de comunicación locales.
  • Conseguir que un gran número de visitantes accedan a nuestra web, que permanezcan tiempo en ella, que visiten varias páginas y que sean visitantes recurrentes.

Estos son solo algunos de los rasgos más importantes que afectan al SEO pero, realmente, la fórmula perfectamente correcta es prácticamente imposible de alcanzar: nadie conoce a ciencia cierta, por ejemplo, los parámetros exactos del algoritmo de Google que analiza y ordena las web que muestra en su buscador.

Recuerda: cuando construyas tu web y la llenes de contenido, tienes que seguir unas normas muy determinantes relacionadas con las palabras clave, la legibilidad, los significados, los enlaces y muchas otras cuestiones.

¿Tienes dudas sobre esta cuestión tan interesante a la par que relevante? ¿Necesitas una ayuda extra para darle a tu sitio web la máxima visibilidad? No dudes en confiar en nuestros servicios, con los que dispararemos las visitas de tu web, e-commerce o blog. ¡Hazte ver!

No Comments

Post A Comment